Formulario de contacto Cirugia Plastica Rosario y Buenos Aires
*
*

+54 341 4113925

Qué es la Cirugía Plástica

Para mejor entender el terreno en el que nos movemos es importante comenzar definiendo las palabras que dan nombre a esta Especialidad, la Cirugía Plástica.
Etimológicamente ambas proceden del griego y significan, Cirugía: "obra de la mano", Plástica: "capacidad de dar o modificar la forma". Podemos decir, entonces, que la Cirugía Plástica es la terapéutica que mediante la actividad manual, y ayudada por instrumentos, modifica o da forma a los tejidos.
La Cirugía Plástica trata las alteraciones del rostro y del cuerpo y abarca dos aspectos o tipos de intervenciones complementarias que, aunque en muchas ocasiones es difícil establecer sus límites, difieren en su finalidad:
La Cirugía Plástica Reparadora, se ocupa de las deformidades congénitas y de las originadas por quemaduras, traumatismos, infecciones, tumores e intervenciones quirúrgicas mutilantes, procurando devolver el aspecto normal de las personas que han sufrido accidentes deformantes, reconstruir las partes del cuerpo destruidas por operaciones para el tratamiento de cáncer de mama o de la cara, cubrir la piel sin piel de los quemados, cerrar las escaras de los parapléjicos, tratar las cicatrices que impiden extender el brazo o la mano, abrir los párpados, rectificar la cara distorsionada por una parálisis facial y un largo etc.

La Cirugía Plástica Estética trata la causa de aquellos malestares que tienen su origen en cualquier alteración o deformidad física, procurando la satisfacción y el equilibrio del individuo con su propio cuerpo. Es decir, interviene sobre las formas naturales del cuerpo con el objeto de mejorarlas, embellecerlas o rejuvenecerlas.
Si por una parte creemos que la Cirugía Estética responde a unas determinadas demandas de la población, no por ello podemos pensar en extender su utilización indiscriminadamente. Sólo cuando el testigo de la balanza entre los beneficios y los riesgos se inclina por los primeros se justifica la intervención quirúrgica.
Minimizar los riesgos a través de exámenes preoperatorios rigurosos, un equipo quirúrgico bien preparado e instalaciones adecuadas es responsabilidad del cirujano. Es a él a quien cabe escoger, no sólo la técnica quirúrgica e ser empleada, sino también, e incluso, al propio paciente. Digo esto porque no es infrecuente encontrarnos con pacientes que presentan expectativas irreales y que no se beneficiarían con el buen resultado por mejor que ésta haya sido. Como es de imaginar, ante la frustración de ambos, paciente y cirujano, es mucho mejor evitar la intervención.
Por otra parte, y en última instancia, nos podemos preguntar cuál es la finalidad de la Cirugía Estética, pues, si se entiende perfectamente la función de la Cirugía Reparadora, destinada a corregir los defectos manifiestos, tan crueles para quien los padece, puede ser más difícil aceptar una cirugía que tiene como fin el bienestar, la belleza, la perfección, la juventud...
Cuando nuestra imagen exterior no encaja con la otra imagen, la interior, la del deseo, la que creemos se corresponde con nosotros mismos; cuando un defecto significa infelicidad, vergüenza, malestar, insatisfacción,... por qué no remediarlo, por qué tenemos que sufrirlo como si fuese un estigma ineludible? Todo ser humano, es más, todo ser, tiende al equilibrio. La Cirugía Plástica puede ayudar, en determinados casos, a recuperar dicho equilibrio.
Actualmente se considera patrimonio de la Especialidad el tratamiento quirúrgico de las quemaduras, úlceras, cicatrices y tumores cutáneos, deformidades congénitas o adquiridas craneofaciales, genitales y algunas de las extremidades, así como la cirugía reconstructora de las mutilaciones faciales y la cirugía puramente estética.
La creciente complejidad de la Especialidad ha inducido a que ésta se ramifique en varias subespecialidades. Incorporadas o en colaboración con otras especialistas, trabajan en equipos multidisciplinares, fundamentales para el tratamiento de ciertas patologías. La suma y combinación de los conocimientos de cada especialidad, y el adiestramiento técnico específico, son la clave para la obtención de mejores resultados.
Debido a esto, hoy podemos considerar como verdaderas especialidades dentro de la Cirugía Plástica: La Cirugía Cráneofacial, Cirugía de los Fisurados, Microcirugía, Cirugía Periorbitaria, Cirugía Reconstructora de los tumores, Cirugía de la Mano, Cirugía de los Genitales, Cirugía Plástica Pediátrica y la Cirugía Estética.


La cirugía estética en el siglo XX


En el año 1904 Joseph relata 43 casos de rinoplastias (cirugía de la nariz), 30 en hombres y 13 en mujeres, describiendo su nuevo método, realizado a través de incisiones internas, y el instrumental quirúrgico diseñado para ello. Paradógicamente, es de destacar que los pacientes pioneros de la cirugía estética en su mayoría fueron los hombres.
La primera cirugía para corregir las arrugas de la cara realizada por Lexer en el año 1906. Morestín, Joseph, Passot, Duformentel, contribuyen con aportaciones propias y son los padres de la actual cirugía estética.
La primera generación corresponde a la época de entreguerras y Segunda Guerra Mundial, siendo los hombres más importantes: Guillies y McIndoe en Inglaterra, Aufrich y Safian en Estados Unidos, y Caloé y Suzanne Noel en Francia. Esta última, ardiente feminista, practicó la cirugía estética desde finales de la guerra hasta 1954.
A la segunda generación corresponden nombres como Converse, Thomas Rees, Ralph Millar, Ivo Pitanguy, etc.
Las siguientes generaciones, formadas sobre la experiencia de estos maestros, son las que hoy día realizan sus actividades en el extenso campo de la cirugía plástica.
Actualmente se considera patrimonio de la Especialidad el tratamiento quirúrgico de las quemaduras, úlceras, cicatrices y tumores cutáneos, deformidades congétitas craneofaciales, genitales y algunas de las extremidades, asi como la cirugía reconstructora de las mutilaciones faciales y la cirugía puramente estética.
La creciente complejidad de la Especialidad ha inducido a que ésta se ramifique en varias subespecialidades.
Incorporadas o en colaboración con otros especialistas, trabajan en equipos multidisciplinares, fundamentales para el tratamiento de ciertas patologías. La suma y combinación de los conocimientos de cada especialidad y el adiestramiento técnico específico, son la clave para la obtencion de resultados.
Debido a esto, hoy podemos considerar como verdaderas especialidades dentro de la cirugía plástica, la cirugía de los fisurados, la microcirugía, la cirugía periorbitaria, la cirugía reconstructora de los tumores, la cirugía de la mano, la cirugía de los genitales, la cirugía plástica pediátrica y la cirugía estética.

 


Cirugía Estética: Por qué es diferente?


A diferencia de la gran mayoría de las especialidades médicas, la cirugía estética no esta dirigida al enfermo, sino a individuos sanos que se someten a ella por su propia voluntad.
La Cirugía Estética o Cirugía Cosmética es la que embellece las formas del cuerpo y del rostro, recupera la belleza de la juventud o modifica rasgos físicos o étnicos considerados como insatisfactorios por el paciente.
¡Haz de tus defectos tus mayores virtudes!
cirujano estetico te lleva a la belleza precioCon esta máxima queremos exponer lo que consideramos como el ideal de la vivencia de nuestro propio cuerpo, es decir, de la relación con nosotros mismos. Cuando esto nos es imposible, lo cual es bastante normal, y una alteración o característica física condiciona en mayor o menor grado nuestra existencia, podemos recurrir y encontrar la solución en la cirugía plástica.
Es importante señalar que la intensidad del defecto no suele ser proporcional a la gravedad del problema que representa, por lo que es justo aceptar la subjetividad de las valoraciones que realizamos sobre nosotros mismos.
Es bastante frecuente en la consulta encontrarnos con un paciente que le parece de lo más natural e incluso estética una nariz rayando lo esperpéntico y que, sin embargo, le preocupa sobremanera un pequeño y sutil despegamiento de una parte de una oreja... Pues bien, creemos que la posición más adecuada es respetar aquellas formas que no causan problemas al paciente y tratar de remediar las que si le ocasionan trastornos. Es más, pensamos que nuestra principal función es colaborar al bienestar del ser humano (operamos para el paciente). No obstante, corresponde al cirujano plástico estudiar el grado de realidad de las quejas aplicando su capacidad de análisis y sopesando el factor riesgo-beneficio (no operamos todo lo que el paciente quiere sino lo que creemos que le será beneficioso).
Tras este prólogo y para facilitarle información sobre alguna parte del cuerpo que le preocupe personalmente o tenga interés, le proponemos este método de búsqueda tanto de los problemas como de sus posibles soluciones.
Si algo no admite la cirugía estética es la mediocridad. Lo más apasionante de la Cirugía Estética es la búsqueda de la perfección. Miguel Ángel decía que las cosas pequeñas hacen la perfección, pero la perfección no es una cosa pequeña. Dos características definen a la cirugía estética: la importancia de los mínimos detalles y la necesidad de cierto sentido estético.

 

El Cirujano


Si algo no admite la cirugía estética es la mediocridad. Lo más apasionante de la Cirugía Plastica es la búsqueda de la perfección. Miguel Ángel decía que las cosas pequeñas hacen la perfección, pero la perfección no es una cosa pequeña. Dos características definen a la cirugía estética: la importancia de los mínimos detalles y la necesidad de cierto sentido estético. Es sencillo para un Medico Cirujano dominar la técnica, pero es el sentido estetico quien lo diferencia del resto.

 

Riesgos

 

Podemos dividir los riesgos de la Cirugía Estética en dos tipos:

Los riesgos para la salud incluyen tanto los derivados de la operación: complicaciones y secuelas (alteraciones funcionales, neurológicas -sensitivas y motoras-, repercusiones psicológicas y sociales), como los motivados por la anestesia.

Los riesgos estéticos se refieren especialmente a la calidad del resultado y a la insatisfacción que pueda causar un resultado deficiente.

Las causas las clasificamos en:

Productos / Materiales empleados:

Anestesista

Cirujano:

Paciente

Métodos de prevención:

 

Juanetes o Hallux Valgus

Cirugía Percutánea de Pie

 

La Cirugía Percutánea de pies ha marcado un hito en la historia de la corrección de juanetes. Históricamente las cirugías de juanetes generaban grandes cicatrices y un posoperatorio doloroso. hallux valgus, traumatologia, medico cirujano, dolor en el pie

Definición

Consiste en la desviación del primer metatarsiano hacia la línea media y del primer dedo hacia fuera. Esta alteración conlleva la producción de una prominencia ósea lateral de la cabeza del metatarsiano, que en ocasiones adquiere grandes proporciones y que es, a veces, muy dolorosa. La bolsa que se desarrolla sobre esta prominencia se puede inflamar o infectar. El dolor también se produce por la misma alteración mecánica que se produce en la articulación que con el paso del tiempo desarrolla una artrosis. Durante el avance evolutivo del juanete se produce una sobrecarga progresiva y anómala de todo el antepie con alteración de su forma y dolor en cada una de sus estructuras, llegando a veces a ponerse el dedo gordo por debajo o por encima del segundo dedo.  

Causas

Tratamiento

1. Conservador: Para detener la evolución progresiva habrá que procurar calzar zapatos que no terminen en punta, de textura blanda y que no compriman los dedos. Los separadores y los correctores ortopédicos son de poca utilidad. Si el juanete se acompaña de pie plano, hay que acudir a la utilización de plantilla. Si se da una contractura del tendón de Aquiles, se aconsejarán estiramientos de este tendón. 2. Quirúrgico: El dolor o la excesiva deformación indican la cirugía. Practicamos la cirugía del hallux valgus o juanete por medio de la técnica cerrada o percutánea con mínima incisión. Bajo anestesia local y de forma ambulatoria (el paciente entra y sale del quirófano andando).

3.Metodología: Por medio de tres pequeñas incisiones de 3 milímetros se elimina el saliente seo y se corrigen los ejes alterados del primer metatarsiano y del dedo mediante cuñas practicadas en el hueso. Si sólo se eliminase el saliente óseo el juanete se reproduciría. Es por este motivo que deben corregirse también las direcciones de los huesos y así evitar su reproducción. Asimismo, la cirugía percutánea permite que el paciente se vaya a casa caminando después de la intervención. El postoperatorio no es doloroso porque la cirugía respeta y no toca la articulación y los tejidos blandos. Por ello, no precisa rehabilitación y permite la incorporación a las actividades habituales desde el primer momento de forma progresiva. Requiere un pequeño vendaje y un calzado postoperatorio durante 6 semanas. Ninguna intervención quirúrgica está exenta de riesgos, ya sean derivados de la anestesia local, ya sean específicos del tipo de intervención practicado, ya sean los propios de cada paciente.

Directorio de Salud

dominios .com

Directorio de Paginas de Chile

Guia

Anuncios gratis